El abordaje del necropoder o de las múltiples formas de administrar la muerte por el Estado, a través de multimedios y expresiones de la danza y el teatro tiene como objetivo plantear una visión amplia del hecho, como una interpretación fenomenológica de la violencia hacia las mujeres en México. Compartir el paréntesis convivial que abre la escena para encarar el olor y la imagen de la muerte que asecha pavorosamente lo femenino y lo masculino en nuestro contexto nacional, se vuelve una necesidad, no sólo del artista sino también de los asistentes.

No se trata de ilustrar la muerte o los hechos que llevan a la violencia, sino más bien, el video escénico busca generar contrapuntos y contrastes para que la información que se va generando durante la escena sea complementaria y no repetitiva. Las imágenes están implicando algo que ni los cuerpos, ni el espacio podrían hacer, ya que es el lenguaje de la imagen el que resulta preciso para comunicar conceptos como: la cacería como juego, la descomposición, la nostalgia y el tiempo que transcurre cuando algo duele.

La propuesta se plantea como una intervención video_escenotécnica basada en el principio de que espacio, cuerpo e imagen se implican en todo momento sin jerarquías entre los elementos. Cada recurso detona un imput que vive un proceso de reconocimiento y cambio para producir una actualización. Esta propuesta utiliza el video como un lenguaje que dialoga con los espacios habitados, donde son los cuerpos los controladores de las imágenes, toda interacción entre los multimedios apunta hacia un significado, que aunque abierto, siempre con un objetivo narrativo.

Se utilizan proyectores de tiro corto para poder habitar espacios pequeños o de gran tamaño de manera abarcativa con el objetivo de producir efectos de inmersión visual. Todo lo relacionado al video proyectado se programa desde una computadora que se encuentra visible en el espacio escénico. Un conjunto de sensores infrarrojos conocidos como kinect proporcionan las señales que controlan el video durante la escena. La búsqueda tecnológica de la pieza está siempre encaminada a producir interactividad entre los intérpretes (y quizá el público), el espacio y la imagen.

Primer esbozo para diseño de dispositivo multimedia bajo el eje temático del necropoder.

Uno de los elementos escenciales era la presencia de un coro, el cual a través e su movimiento y sonido activaría zonas de video interactivas.