DO NOT PLAY o cómo sembrar cocodrilos en un cabaret óptico.

Escultura escénica en tres actos. Museo Experimental El Eco.
Dirigida por Alain Kerriou.
DO NOT PLAY o de cómo sembrar cocodrilos en un cabaret óptico

Juan José Gurrola, Mathias Goeritz y Salvador Elizondo, figuras disímiles a los que no se pensaría encontrar dentro de una misma reunión, conforman los espíritus que nutren los tres actos de este ejercicio híbrido que busca conversar con las artes, que si bien conviven directamente con el teatro, no están expuestas de la manera en la que “Do not play: o de cómo sembrar cocodrilos en un cabaret óptico” las experimenta.

Y aunque todos los involucrados tienen su peso, sin lugar a dudas el espacio es el que toma un rol protagónico, pues el Museo Experimental El Eco fue creado por Mathias Goeritz como un lugar que física y conceptualmente debe funcionar como una encrucijada para las artes y los espectadores.

“Do not play: o de cómo sembrar cocodrilos en un cabaret óptico” le rinde un homenaje personal, disponiendo un encuentro entre el espacio y el tiempo que nos separa de estos artistas, al mismo tiempo que convoca la materia de sus ecos como inspiración para los retos artísticos de la escena y sus expansiones hoy en día.